AIKIDO POLICIAL

AIKIDO POLICIAL

martes, 17 de enero de 2017

DEFENSA CONTRA ARMAS CORTO PUNZANTES:



Desde el punto de vista de la Defensa Personal y del Aikido Policial nos referimos a cualquier objeto capaz de cortar o punzar, de cualquier tamaño, material o diseño fabricado con intenciones de herir o matar a una persona.

Si bien uno de los principios de la DP ante armas blancas dice que se debe tener en cuenta  la forma en que se empuñe el arma dado que es presumible tener una idea de la posterior  ejecución de un determinado tipo de ataque, o sea ataques altos, circulares y rápidos empleando el filo, o para  herir contundentemente, lo mismo que para los ataques de vaivén de abajo - arriba  y circulares del exterior al interior.

(Una tipica técnica de Aikido ante ataque con cuchillo)

Para el Prof. Fernando A Cartofiel, como para la mayoría de los expertos la habilidad y el conocimiento en el manejo del cuchillo puede llegar a ser la diferencia entre la vida y la muerte. Sin embargo en la mayoría de los Dojos se entrena de manera poco efectiva y con ataques muy telegrafiados.
Siendo realistas: incluso siendo un experto en el manejo del cuchillo en un entrenamiento real, la posibilidad de salir sin ningún rasguño es de cero.


Una buena cosa que hice hace unos cuantos años atrás para comprobar esto fue tomar dos marcadores como si fueran cuchillos, darle uno a UKE (el atacante) y que NAGE (se quede con el otro) y así hacer un combate libre, por supuesto hay que sacarse el AIKIDOGI (uniforme de practica) y procurar hacerlo en pantalones cortos y finalizado el combate descubrirás que tendrás el cuerpo tatuado!!! Jajajajajajaa. Créanme que después de esa experiencia cambio mucho mi forma de entrenar con armas blancas. Esto te hará pensar que el cuchillo no es ningún juguete, por eso nuestro entrenamiento deberá ser serio y progresivo enfocado a distintas situaciones.

(El cuchillo es una de las armas más peligrosas que existen)


Existen básicamente dos formas de empuñar un cuchillo (con la hoja hacia arriba y con la hoja hacia abajo) no estoy mencionando las guardias sino la forma de tomarlo. Pero sin embargo las posibilidades de movimiento son infinitas.

Siguiendo con esto podemos decir que  hay tres tipos de ataque que pueden efectuarse sobre el patrón de movimiento:

1.- Cortar

2.- Clavar

3.- Golpear

Y aplicar combinaciones múltiples sobre los tres tipos de ataque se pueden realizar de forma fluida sobre un oponente usando este patrón de movimiento.


El mayor problema que se presenta a la hora de enseñar a un estudiante los aspectos del combate con el cuchillo, es que no se puede enseñar de una forma preestablecida (esto es algo que debe cambiar en la enseñanza dentro del Dojo tradicional de Aikido) por lo tanto habrá que familiarizarle con todo tipo de situaciones en las que se podrá encontrar y dejarlo fluir, se deberá aprender peleando con cuchillos, por supuesto de madera o TANKEN y luego se les puede dar cuchillos de verdad pero con los filos sacados y redondeados. Sin embargo recomiendo la practica con cuchillos dejarla a los SHODANES (cinturones negros)



La única manera de que el estudiante se aproxime a una situación real será trabajando con el concepto de contenido emocional pues es de vital importancia a la hora de desarrollar los tiempos de reacción y la idea exacta de distancia, si no se logra trabajar de esta manera por muchas técnicas que aprendas no te servirán de nada. El tiempo de reacción juega un papel muy importante como ya dije pero igual o de superior importancia serán los atributos de ritmo y timing. En el entrenamiento con cuchillo encontraremos distintos ángulos de ataque y defensa, debemos familiarizarnos con ellos y posteriormente mezclarlos con ataques de puño y patadas bajas, puesto que el combate no debe estar limitado únicamente al cuchillo, ya que si no estaríamos psicologicamente en desventaja, pues el que piensa solo en el cuchillo olvidara las demás armas como puños y patadas.

(La realidad y magnitud del daño que puede producir un arma blanca a menudo es menospreciada)


Una vez familiarizado con el desarrollo de sensibilidad y analizando los ataques dentro de los ángulos y acoplar las distintas respuestas defensivas a estos, deberemos trabajar como en las técnicas de defensa personal, aprendiendo un abecedario para luego pasar a formar letra y oraciones, con el tiempo, podremos dar respuestas propias dependiendo de las circunstancias del ataque.

La realidad es que si un AIKIDOKA se enfrentara con un experto en Kali Filipino saldría con total seguridad cortado y rebanado en varios cientos de pedazos, por ello los entrenamientos de tipo tradicionales deben ser superados y dejar a los estudiantes que experimenten este trabajo.

En AIKIDO POLICIAL no se pueden cometer errores en esto y en anteriores artículos les he explicado que la forma de entrenar y practicar es muy diferente a la que se enseñan en los Dojos. Hoy en día incluso se pueden ver a oficiales de la Ley también portando cuchillos, esto es muy común en las Fuerzas Militares.

En Aikido Policial o Militar se les enseña que el primer blanco en un combate de cuchillos es la mano o brazo que porte el arma a este concepto se denomina blanco primario. Si en un combate de cuchillo logramos pasar esa primera distancia (cortando el brazo del oponente) entraremos en una distancia media-corta que se denomina lado oscuro una pelea no deberá llegar a ese punto pero puede. Una vez que se ha llegado hasta allí , la relajación y la capacidad de fluir y reaccionar serán indispensables para el buen término del combate. Algunos expertos en esta distancia serán capaces de dejar cortarse en zonas no vitales para poder ellos llegar a su objetivo, o simplemente para ver la madurez y capacidad del contrario, esta estrategia recibe el nombre de concepto de sacrificio (SUDORI NAGE) otro factor importante es la visión de la sangre, debiéndose acostumbrar a ella pues mucha gente se desmaya o pierde fuerza tras la visión de esta.

(Un efectivo policial aplicando una técnica de control sobre un delincuente)

Como pueden ver la importancia del control mental adquiere un papel primordial, esto es algo que el profesor Fernando A Cartofiel explica mucho en sus cursos, dado que llegado el caso real de tener que aplicar lo aprendido, nuestros atributos mentales adquirirán mas de un 50% de importancia sobre las técnicas o físicos.



En la zona denominada oscura (cercana) la utilización de movimientos será infinita, pero existen cinco conceptos básicos:


- Cubrir y cortar

- Dejar pasar

- Enganchar

- Cubrir y clavar

- Oleaje



Es fundamental darse cuenta que si conozco a que me enfrento tendré más posibilidades de salir airoso de un enfrentamiento, por eso la defensa personal contra armas cortopunzantes debe de practicarse mil veces. El cuchillo es una de las armas más peligrosas y terriblemente letales y también de las más fáciles de conseguir y ocultar. Enfrentarse a él es asumir la certeza de que voy a ser cortado en alguna parte de mi cuerpo, por eso en las clases de Aikido Policial se enseña a tratar de minimizar la exposición de las partes vitales, y “ofreceremos" al cuchillo zonas no venosas como el dorso del antebrazo para desviarlo y controlarlo. Muy diferente a las que se hacen en la clase en el Dojo.


Cuando el profesor Fernando A Cartofiel dicta los cursos al personal civil recomienda que independientemente del nivel de entrenamiento y formación que creamos tener si nos enfrentaremos a un cuchillo siempre hay que huir, si es que la huida es posible; y si no lo es, hay que usar un “igualador", es decir, un palo, un paraguas, un taburete… en fin, el objeto que sea.
(Prof. Fernando A Cartofiel)


Pero en el caso de las Fuerzas de Seguridad ellos están obligados a hacerle frente y a neutralizar al agresor o delincuente para sacarlo de las calles y evitar que pueda herir a otros civiles. Es alli cuando las armas no letales son indispensables como los Taeser o aerosoles de pimienta o balas de goma… Si no disponemos de nada con que “igualarnos" al cuchillo, rezaremos para haber entrenado correctamente este tipo de técnicas de defensa personal. No debemos olvidar que los estudios indican que la distancia de seguridad ante un cuchillo para darme tiempo a desenfundar mi arma no debe ser inferior a 6.5mts; pero creo que todos saben que el delincuente o el agresor intentará atacarnos y mostrará su cuchillo solamente cuando este cerca nuestro. Entonces una vez más se pone en evidencia la importancia de entrenar estas técnicas.

(El cuchillo de madera del aikido no debería de ser menospreciado y la practica ser más realista)


Mi recomendación como instructor de Aikido y Defensa Personal es simple: entrenen.

Quitense los miedos y la vergüenza, olvídense de los grados y cintas de colores, solamente entrenen, atáquense y estudien sus reacciones, sus movimientos fallidos, la carencia de técnicas y luego mejoren y corrijan esto. Un verdadero Aikidoka primero que nada es humilde para reconocer en donde está fallando la técnica y luego pueden también tomar clases con expertos en manejo de estas armas de otros sistemas, porque jamás dejamos de aprender… si puedo asegurarles una cosa: las técnicas del Aikido son muy efectivas y sirven ante cuchillos, solamente que no se aplican de la misma manera que en el Dojo y allí radica la diferencia: enseñen a sus alumnos a tener una mentalidad plástica y adaptativa para que puedan utilizar cualquier cosa en su entorno a su favor y a romper la técnica estática aprendida sin olvidarse de la aplicación obligada de los ATEMIS (golpes a puntos específicos) porque siempre, siempre en la Defensa contra armas blancas se aplican los Atemis, al rostro, a las costillas, a la ingle, a la garganta, ojos, etc.
(Defensa ante cuchillo con tonfa policial realizada por el prof. Fernando Cartofiel)
Espero que este artículo haya sido de su utilidad e interes, lo invitamos a visitar nuestro facebook y a suscribirse.https://www.facebook.com/Aikido-Policial-Police-Aikido-122…/
Si usted desea recibir cursos o realizar capacitaciones de Aikido Policial, por favor contacte con el profesor.

Fernando A Cartofiel 
(Instructor de Aikido & Prof. Defensa Personal)

No hay comentarios:

Publicar un comentario