AIKIDO POLICIAL

AIKIDO POLICIAL

martes, 31 de enero de 2017

CONCEPTOS SOBRE EL AIKIDO POLICIAL

Cada profesor e instructor puede encontrar diferentes definiciones o expresiones, pero para el profesor Fernando A Cartofiel el Aikido Policial se puede definir como el conjunto de técnicas de intervención policial derivadas del Arte Marcial del Aikido las cuales tienen por objetivo el entrenamiento específico a las Fuerzas de Seguridad y de este modo capacitar al policía, militar, escolta privado, vigilante de seguridad, etc... para cumplir su misión cuando ésta entrañe el uso de la coacción física y le permitan neutralizar las agresiones de las que puedan ser objeto tanto las personas que se encuentran bajo su protección como a él mismo y así lograr la reducción de actos delictivos en general, respetando los principios fundamentales recogidos en la Constitución de cada país, ajustándose a la legalidad y que gracias a dichas técnicas le permita neutralizar, reducir y conducir a un detenido o a un sospechoso, sin ocasionarle daño físico o en su defecto el menor posible y así ponerlo a disposición de la justicia.

MÉTODO DE ENSEÑANZA Y APRENDIZAJE.
Los métodos que se emplean en la enseñanza y aprendizaje de las Técnicas de Aikido Policial, difieren de los del Arte Marcial y otros Deportes de Combate, en lo atinente a los contenidos pedagógicos y las situaciones que los miembros de las diferentes Fuerzas de Seguridad deberán resolver en la vida misma y no dentro de un Dojo o cuadrilátero. De este modo se entiende que si bien las técnicas que se enseñan provienen de los movimientos del Arte Marcial del Aikido, tanto su ejecución como su aplicación son diferentes y a menudo implican la utilización también de herramientas propias del personal de Seguridad: Tonfa Policial, Bastones, Escudos Protectores, Esposas o grilletes, uso y protección del árma reglamentaria, etc.
(Prof. Fernando A Cartofiel explicando una técnica de conducción con bastón policial)
 DINÁMICA DE LA ENSEÑANZA:
A diferencia de cualquier tipo de defensa, el policía en particular debe emplear una Defensa que se constituya en contraataque y que no sea agresiva. Es decir que ante todo buscará no dañar para poder defenderse y es por ello que las técnicas del Aikido resultan fundamentales. Las técnicas que se emplean, deben ajustarse al Derecho y al principio de Gradualidad en el uso de la fuerza, esto se logra como resultado de una capacitación profesional y eficaz al momento de su utilización. Y en esto hace mucho hincapié en los Seminarios y Cursillos brindados por el profesor Fernando A Cartofiel.
No se debe canalizar o enfocar la enseñanza y el aprendizaje, con el fin de preparar al funcionario policial para una pelea callejera, sino justamente para poder evitarlas, no se debe llegar a éste tipo de contienda, controlando la situación en el menor tiempo posible, de forma resolutiva, con la serenidad necesaria y la determinación suficiente.
Por ello inclusive la posición de Kamae (guardia) que se enseña en Aikido Policial difiere en cuanto al sentido y a la aplicación que se le da en este ámbito.

COMPONENTES TÉCNICOS DEL AIKIDO POLICIAL:
El Aikido Policial posee un vasto y muy amplio repertorio técnico y su programa varía de acuerdo a cada Fuerza de Seguridad que vaya dirigido específicamente (por ej: no es lo mismo la Policía que el Ejercito y estos que la Penitenciaría) sin embargo podemos decir que se compone de 4 grandes grupos:

a) REDUCCIÓN
b) INMOVILIZACIÓN
c) CACHEO O REVISIÓN
d) CONDUCCIÓN

1.) REDUCCIÓN:
Si bien las dos primeras técnicas van asociadas, la reducción debe ser inmediata y contundente, no puede bajo ningún concepto existir dudas o detener la técnica (cortarla) cuando se la está ejecutando. El funcionario policial debe actuar con precisión y destreza para reducir y posteriormente inmovilizar al delincuente. Es por eso que en Aikido Policial se le enseña a los alumnos a realizar y efectuar las técnicas de reducciones e inmovilizaciones en diferentes situaciones y escenarios:
- De pie
- Caminando.
- Escapando corriendo.
- En el suelo
- Sentados
- En actitud pasiva
- En actitud violenta
- Presas
- Presiones
- Contra armas de fuego o corto punzantes.
- En lugares abiertos o espacios muy cerrados.
- Etc.
También se les explica que puede haber diferentes casos a la hora de realizar una técnica de esposamiento que conlleva la reducción e inmovilización de una persona:
ESTÁTICA: Cuando tenemos que reducir a una persona que esta quieta (parada, sentada, acostada, dentro de un Vehículo, etc.)
DINÁMICA: Cuando tenemos que reducir a una persona que está en movimiento o que nos ataca desplazándose en cualquier dirección.
ADVERTIDA: Cuando el delincuente sabe y se percata que ha sido descubierto y pone uso de toda su fuerza, astucia, conocimientos y facultades para intentar resistirse y evitar ser capturado.

2.) INMOVILIZACIÓN:
Es aquí en donde las diferentes técnicas del Aikido permiten al funcionario policial reducir e inmovilizar rápidamente a un delincuente en la calle tratando de minimizar cualquier riesgo hacia su persona o los demás civiles.
Inmovilizar es fijar algún elemento sobre un punto. En verdad inmovilizar a una persona determinada, por intermedio de una técnica, con el fin de practicarle varios propósitos (Control de Seguridad, esperar la colaboración de otro compañero, etc.)

3.) CACHEO - REGISTRO A PERSONAS
Una vez reducida e inmovilizada una persona se procede a la técnica del cacheo cuyo objetivo es registrar a personas sospechosas a fin de quitarle las armas u objetos de otro tipo que puedan poseer y que lleven ocultos y que pudieran resultar peligrosos para nuestra propia integridad física o resultar pruebas claves para su encarcelamiento o procesamiento.
En Aikido Policial se les explica a los asistentes que el cacheo es muy importante y que por ello debe ser:
· Minuciosos, extenso, rápido y metódico
· Se realizará después del esposamiento si existe peligro
· Realizarlo en el lugar más discreto posible.
· Controlar al individuo con una mano y cachearlo con la otra
· Comenzar por la zona más accesible del propio individuo.
· El cacheo debe ser completo del cuerpo
· Seguir siempre un orden determinado para no volver a mirar el mismo lugar
· Mirar en bolsos, maletines e impídase que el detenido porte estos objetos en el traslado
· Sólo debe intervenir un agente, el otro protege
· Si es necesario encañonar al sujeto lo hace el que protege
· Evitar situarse en la línea de tiro del agente protector
· El protector debe encontrarse entre dos y cuatro metros del delincuente
Los objetos encontrados deben ponerse fuera del alcance del sospechoso, sobre todos si son armas, de todo lo cual debe informarse al agente protector.

4.) CONDUCCIÓN.
Por último las técnicas de conducción. Conducir es trasladar algo de un lado a otro. Decimos que en Aikido Policial se trata por intermedio de una técnica de trasladar a una determinada persona de un lugar a otro.
Aquí se les enseña a los asistentes a los cursillos y seminarios que existen multitudes de técnicas de conducción y que cada una de ellas obedece a diferentes situaciones y escenarios y que a su vez pueden ser realizadas en parejas o en solitario. Tambien dichas conducciones pueden implementarse mediante el uso de las herramientas policiales o militares como bastones, tontas o hasta las mismas esposas.
(Prof. Fernando A Cartofiel explicando sobre el correcto uso de la fuerza y defensa con bastón policial)
 CORRECTO USO DE LA FUERZA:
Al practicante del Aikido desde los inicio en el tatami se le explica cómo utilizar su propia fuerza y la del contrincante para salir airoso de la situación de lucha. Sin embargo en Aikido Policial se lo entrena al funcionario público para realizar una aplicación gradual de la Fuerza entendida en termino legales los cuales están instituidos por las normas legales en vigencia, en especial el Código Penal (Argentino Art 34, inc. 6º y 7º), Es por ello que el policía debe tener siempre presente una serie de criterios para implementar el uso de la fuerza:

a) Aptitud (del agresor par lesionar o matar).
b) Distancia (suficiente donde el agresor lesiona o mata).
c) Peligro inminente (creado por el agresor para lesionar o matar).
d) Exclusión de otra solución razonable (siendo el uso de la fuerza defensiva la última opción).
e) El uso de la fuerza se debe aplicar, ajustada al principio e Gradualidad y cuando el razonamiento del funcionario policial indica que existe peligro inminente de perder la vida o sufrir una lesión, contra él o un tercero inocente.

De este modo se observa claramente que no es lo mismo practicar Aikido dentro de un Dojo con el Aikidogi colocado o la Hakama bien ajustada a la aplicación que tiene el Aikido Policial aquí claramente entra en juego la vida misma del efectivo policial o militar y de los civiles que pudiesen estar involucrados.
El entrenamiento en el correcto uso y graduación de la fuerza es la clave de toda la técnica del Aikido Policial. Y la misma va sufriendo y experimentando una serie de escalas que trascienden al Dojo en relación a la aplicación con un delincuente:

1- Verbalización de las Órdenes. (con fuerza y carácter se le ordena al sospechoso o delincuente No oponer resistencia y colaborar con el procedimiento)
2- Control pasivo. (con la colaboración del sospechoso se procede a entrevistarlo y realizar los procedimientos de control y cacheo)
3- Control Activo por dolor: Aquí ya se hace presente la importancia de las técnicas del Aikido (llaves, palancas articulares, puntos de presión, etc)
4- Tácticas Defensivas Policiales: En caso de resistencia y ataque por parte del delincuente el repertorio del Aikido es óptimo para un funcionario público que le permitirá evadir, redirigir y neutralizar el ataque. También se incluye la utilización de armas no letales (bastones policiales)
5- Utilización de Fuerza letal: como último recurso (armas de fuego). Este es el punto que se trata de evitar llegar.
Como se aprecia en este escrito todos los dispositivos legales que regulan el uso de la fuerza pública por parte de la policía, se basan en los principios de necesidad y proporcionalidad y jamás deben ser olvidados por quienes ejercen la profesión policial o trabajan en las Fuerzas de Seguridad y por el instructor que enseña esta materia.
Espero que este humilde artículo haya sido de su utilidad y sirva para entender un poco mejor la importante misión que tienen los profesores que instruyen a las Fuerzas de Seguridad y sobre todo el papel que desarrolla el Aikido Policial en el mundo entero.
(Prof. Fernando A Cartofiel en la Escuela de Oficiales de Policía de San Luis)
Cordialmente los invito a visitar nuestra página web para conocer la aplicación y enorme utilidad que tiene nuestro Arte Marcial para las Fuerzas de Seguridad

Cordialmente lo invito a suscribirse a nuestro facebook para recibir información y poder seguir las publicaciones: Pag. Facebook Aikido Policial

Si usted desea recibir u organizar cursos de capacitación y formación por favor contacte al profesor.

Le dejo un cordial saludo.

Fernando A Cartofiel
(Instructor de Aikido & Prof. Defensa Personal Policial)

2 comentarios:

  1. Estimado Sensei Fernando, lo felicito por la página, con muy buena literatura, soy Manuel Cela Shihan EN aikido, Aikikai Hombu. y le comento que durante diez años fuí profesor de Aikido de defensa personal, en la ESCUELA MILITAR DEL URUGUAY preparándo a los cadetes para su carrera militar. es por eso que aprecio su trabajo para la Policia. y lo comparto.lo saludo con fuerte abrazo Manuel.

    ResponderEliminar
  2. Saludos desde Venezuela, soy Snyler Carvallo, 2do Dan Aikikai, lo felicito por su pagina, me parece excelente, me gustaria si es posible ver algunos videos de su trabajo.

    ResponderEliminar