AIKIDO POLICIAL

AIKIDO POLICIAL

miércoles, 11 de enero de 2017

LAS ESPOSAS Y GRILLETES POLICIALES:

En la práctica de Aikido Policial y en los cursos destinados a las Fuerzas de Seguridad se hace un importante hincapié en el aprendizaje de la colocación de las esposas y grilletes, previa neutralización y reducción mediante las técnicas de Aikido Policial.
Es pues justamente la utilización y el correcto manejo de las herramientas policiales (ej: tonfa, esposas, bastón telescópico, ármas no letales, escudos y árma reglamentaria, etc) lo que diferencia la practica de las técnicas del Aikido impartidas en un Dojo a su aplicación en las Fuerzas de Seguridad.
Este trabajo de capacitación y formación es el que viene realizando el profesor Fernando A Cartofiel desde hace años en diferentes instituciones policiales y en los cursos que brinda por todo el país.
A continuación explicaremos los tipos y variedades de esposas que existen.

DEFINICIÓN:
Las esposas, ganchos o grilletes son un dispositivo de seguridad diseñado para mantener juntas las muñecas de un individuo.




TIPOS DE ESPOSAS:

Hay esposas de metal, de acero inoxidable y aluminio. También esposas de polímero y de plástico ligero.


SUBTIPOS DE ESPOSAS:
Hay varios subtipos distintos de esposas
1- De metal: una en la cual los puños están unidos por una cadena corta (normalmente dos uniones).
2- Bisagras: de origen más reciente, utiliza una bisagra para ese propósito. Son algo más pequeñas cuando están completamente extendidas pueden ser usadas más fácilmente por policías que tengan las manos relativamente pequeñas y también pueden parecer más seguras ya que los puños quedan más unidos que con el subtipo de cadena, además están más firmemente sujetas.
3- Rígidas: tienen un bloque de metal o barra entre los puños. Aunque más engorrosas de llevar por lo que abultan permiten diversas formas de arresto y control.
 


Existen varios accesorios destinados a mejorar la seguridad de las esposas incluyendo cajas que caben sobre la cadena o bisagra y pueden ser cerradas a su vez con un candado.
Hay veces en las que son necesarios dos pares de esposas para retener a una persona de un tamaño excepcional, porque las manos no pueden ponerse lo suficientemente próximas la una a la otra.; en este caso uno de los puños del par de esposas es unido a unos de los puños de la otra pareja de esposas y las esposas abiertas que quedan se aplican a las muñecas de la persona.

LOS GRILLETES:
A veces cuando un prisionero es considerado especialmente peligroso, se pueden usar también grilletes, que consiste en un tipo de esposas que se colocan sobre los tobillos del prisionero. La cadena que conecta un grillete con otro se puede unir también con la cadena de las esposas por medio de una cadena de unión, esto para levantar la cadena de los grilletes y evitar que el prisionero tropiece por una cadena atorada durante su andar.
Varios países permiten una sujeción especial del prisionero cuando exhibe un comportamiento especialmente agresivo, en que la cadena de los grilletes se une directamente con la cadena de esposas aplicadas en la espalda, produciendo una inmovilización del prisionero. En algunos pocos casos las personas así atadas murieron de asfixia posicional, lo que hizo que esta práctica se convirtiera en altamente polémica e hizo que fuera seriamente restringida o incluso prohibida en muchos sitios.




ESPOSAS PLÁSTICAS:
Existen unas esposas de plástico de peso ligero, parecidas a los precintos que se usan para sujetar cables eléctricos. Pueden ser llevadas en grandes cantidades por soldados o policías y por tanto sirven para situaciones donde es previsible que se necesite un gran número de esposas como en grandes protestas. En los últimos años, las aerolíneas han empezado a llevar este tipo de esposas como una manera de refrenar a pasajeros conflictivos. Estas esposas son consideradas como altamente ineficientes en relación al coste, ya que no permiten ser aflojadas y es necesario cortarlas para tomar las huellas dactilares al detenido o permitirle ir a hacer sus necesidades corporales. 

No es extraño que un mismo preso llegue usar hasta cinco de estas esposas en sus primeras horas de arresto. Se han introducido nuevos productos para tratar de solucionar este problema, como esposas de plástico que pueden ser abiertas con llave; más caras que las esposas de plástico convencionales, pueden ser usadas un número limitado de veces y no son tan fuertes como las esposas comunes. Además las esposas de plástico son consideradas como mucho más probables de causar daños a los nervios o piel de los arrestados que las de metal.


DE PULGARES:
También existen esposas para pulgares otra variedad y forma de control. Son muy seguras y fuertes sin embargo no tienen una aplicación militar ni Policial, resisten su implementación debido a que los delincuentes son inclusos capaces de arrancar sus propios pulgares con tal de escapar y no ser capturados.

  


En los cursos de Aikido Policial, el profesor Fernando A Cartofiel enseña a los asistentes además de cómo colocar y trabajar con estos tipos de esposas que existen multitud de técnicas y variantes de diferentes aplicación para realizar las técnicas de esposamiento según cada caso.
(Prof. Fernando A Cartofiel mostrando una técnica de esposamiento y cómo colocar las esposas)
Espero que este artículo haya sido de su utilidad e interes, lo invitamos a visitar nuestro facebook y a suscribirse. 
https://www.facebook.com/Aikido-Policial-Police-Aikido-122…/
Si usted desea recibir cursos o realizar capacitaciones de Aikido Policial, por favor contacte con el profesor.

Fernando A Cartofiel 
(Instructor de Aikido & Prof. Defensa Personal)

No hay comentarios:

Publicar un comentario