AIKIDO POLICIAL

AIKIDO POLICIAL

sábado, 7 de enero de 2017

PASOS PARA EL ARRESTO CIUDADANO

CONSIDERACIONES BÁSICAS PARA REALIZAR UN ARRESTO CIUDADANO:

En Argentina y casi en cualquier parte del mundo, una persona privada puede detener o “arrestar” a alguien que está involucrado en un delito grave. 
Asimismo, una persona puede usar la fuerza de manera razonable para que el sospechoso no se escape hasta que la policía llegue a la escena.
Esto se conoce como “arresto ciudadano” (citizen’s arrest). Las reglas sobre cuándo y cómo una persona puede realizar un “arresto ciudadano” varían de un estado a otro y de un país a otro. 
En mis cursos de Aikido Policial o Defensa Personal Urbana enseño muchas técnicas para lograr reducir, controlar y retener a un delincuente. Pero lo más importante es el deseo de intervenir y dejar de lado el papel de victima o de espectador. 

Pero lo peor que hoy le esta pasando a Argentina o que puede pasarle a cualquier país del mundo es la indiferencia de los propios ciudadanos (ni hablar de la justicia) por ello si conocen que tienen el poder de llevar a cabo un arresto ciudadano y todos comenzamos a no mirar hacia otro lado sino a actuar esta situación de inseguridad podría empezar a cambiar...

Espero este artículo les resulte de útilidad. 

1- Ser testigo de un delito que se cometió. 
No es una buena idea hacer un arresto ciudadano a no ser que realmente hayas visto que se cometió un delito. Cuando la policía llegue, tendrás que brindar una “causa probable” para hacer el arresto. Esto significa que tendrás que demostrar que tuviste una creencia razonable de que la persona que arrestaste cometió un delito.
  • Por ejemplo, si viste que una persona utilizó un cuchillo para apuñalar a otra persona, entonces has visto un delito y puedes detener al agresor.



2- Determina si el delito es un delito grave. 
En la mayoría de los estados es legal hacer un arresto ciudadano cuando ves o tienes motivos razonables para creer que una persona cometió un delito grave, incluso si el delito no se cometió en tu presencia.Un arresto ciudadano por lo general no es legal cuando el delito que se cometió solo es un delito menor. Dado que la definición de delito grave varía ligeramente de un estado a otro, una buena idea es leer sobre las leyes individuales en tu estado. Lo que sigue a continuación es una lista de delitos que normalmente se consideran un delito grave: 

  • El asesinato, la violación o el asalto que resulte en lesiones físicas
  • El robo cuando el valor de la propiedad es de más de $500
  • El exhibicionismo indecente ante un niño
  • Chocar y darse a la fuga
  • Los incendios provocados
Sin embargo en ocasiones no existe mucho tiempo para evaluar esto y es aqui en donde el entrenamiento y la preparación juegan un papel fundamental. La practica del Aikido Policial o cualquier sistema de Defensa Personal Urbana brinda excelentes herramientas para lograr reducir y realizar un arresto ciudadano, pero no debemos dudar que con seguridad habrá gente que pueda apoyarnos.



3- Decide si puedes hacer el arresto ciudadano de manera segura. 
Asegúrate de que puedes reprimir físicamente a la persona que deseas detener antes de intentarlo. El hecho de no conocer tus capacidades físicas puede poner en peligro a los demás y a ti. Si haces un arresto ciudadano, la situación podría salirse fácilmente fuera de tu control.

  • Recuerda pensar bastante antes de hacer un arresto ciudadano, principalmente si el criminal está armado.
  • Pero también es una gran probabilidad de que recibiras apoyo de otros civiles al momento de estar ayudando a detener a un delincuente.





4- No hagas el arresto ciudadano si en vez de eso podrías llamar fácilmente a la policía.  
Como ciudadano privado, no es tu trabajo hacer arrestos. Si es posible, siempre debes dejar vigilar a aquellos que tienen la autoridad legal para hacerlo, es decir, a la policía. De lo contrario, tus acciones podrían ponerte en riesgo, así como al presunto criminal y al público en general.

  • Tus acciones también se podrían ver como vigilantismo, lo cual es una acción jurídicamente no protegida.
  • Pero si no hay ningún policia cerca y eres un buen ciudadano no tendrás otra alternativa más que actuar.





5- Debes estar preparado para aceptar las consecuencias. 
Asegúrate de entender completamente las circunstancias en las que puedes hacer un arresto ciudadano. Es posible que desees investigar las reglas específicas de tu estado. Si es así, ponte en contacto con un abogado a través del Colegio de Abogados del estado o de la oficina de policía local.

  • Si resulta que no tenías motivos para hacer el arresto, te podrían demandar por detención ilegal, asalto y agresión y otros agravios. También puedes enfrentar cargos criminales. No hagas un arresto ciudadano a menos que estés dispuesto a hacer frente a estos riesgos.
  • Por otro lado si solamente te dedicas a temerle a las consecuencias legales la próxima victima a la que roben o lastimen podrías ser vos o alguién de tu familia, asi que es mejor actuar (controlando el impulso agresivo) y luego una vez detenido el delincuente ver qué hará la justicia. 



6- Dile a la persona que estás haciendo un arresto ciudadano. 
No hay palabras específicas que debas decir, sin embargo, debes dejar completamente claro que estás haciendo un arresto ciudadano. La persona a quien arrestas debe entender completamente lo que pasa. Explica al criminal en potencia por qué estás haciendo un arresto ciudadano. Si no puedes brindarle esta información, entonces no debes hacer el arresto.

  • Deja que la policía le lea sus derechos a la persona a quien arrestas. En ese momento solo tendrás que decirle que estás haciendo un arresto.


7- Utiliza la fuerza de forma razonable para detener a la persona. 
Solo puedes utilizar la cantidad de fuerza necesaria para detener a la persona hasta que llegue la policía. El uso de una mayor cantidad de fuerza te expondrá a problemas legales. Ten cuidado de no hacer daño al criminal a menos que sea absolutamente necesario.
Aunque el criminal se merezca utilizar toda nuestra fuerza y nos invadan deseos de darle un "buen escarmiento" debemos ser capaces de contenernos.
Debes todavia contenerte aún más si conoces algun Arte Marcial o sistema de combate, en los cursos de Aikido Policial enseñamos a controlar nuestro impulso de golpearlo o lastimar al delincuente por el de retenerlo y neutralizarlo.
Sin embargo si otras personas lo atacan como una turba de ciudadanos tú ya no puedes garantizar su seguridad y eso deja de ser tu responsabilidad directa. 


No utilices la fuerza excesiva. La misma policía no está autorizada a utilizar la fuerza excesiva al trasladar a un sospechoso en custodia, por lo tanto, tú como ciudadano privado debes tener cuidado especial en este aspecto. De lo contrario, te pueden acusar de agresión, incluso si el sospechoso que aprehendiste es culpable de un delito. El uso de la fuerza letal normalmente no se permite a menos que el criminal ataque a otra persona o a ti.



8- Llama y entrega el sospechoso a la policía.
Llama a la policía justo después de que la persona sea detenida. Algunas leyes en estados requieren que una persona lleve a la persona detenida ante un juez o funcionario de paz “sin demoras innecesarias”.

  • No obstante, si tratas de transportar a un sospechoso por tu cuenta y el arresto ciudadano que hiciste es indebido, es posible que estés sujeto a una demanda por detención ilegal.



9- Pídele a alguien que se quede contigo. 
Si no puedes entregar al sospechoso o tu estado no necesita que lo hagas, pídele a un tercero que se quede contigo. Espera a que llegue la policía. Si es posible, evita ver a solas a la persona que arrestaste. Hacer que un tercero te ayude a detener a la persona es mejor para seguridad de todos.

  • El tercero puede ser útil para asegurarse de que el encuentro no se ponga violento y podría ser capaz de servir como testigo.


10- Explica lo que viste con detalles completos. 
Cuando la policía llegue, explica lo que viste con todo detalle. La policía probablemente te pedirá que des una declaración. Asegúrate de incluir todo lo que viste. Explica tus acciones durante el acto criminal y el arresto ciudadano. Sé claro sobre toda fuerza que tuviste que usar para detener al sospechoso.




11- Mantén seguro al sospechoso detenido. 
Una vez que detuviste a alguien, serás responsable de lo que le suceda mientras esté bajo tu control. Asegúrate de no estar en la carretera ya que un auto lo podría atropellar. Asegúrate también de protegerlo de los espectadores que podrían tratar de atacarlo. 
Sin embargo como ya lo mencione más arriba, si una turba de ciudadanos ya cansados de la seguridad decide atacarlo NO podrás hacer nada para evitarlo y es mejor dejarlo y ya no responsabilizarte por él. Cuando lleguen las autoridades policiales deberán ellos hacerse cargo de ese delincuente.




Espero que este artículo haya sido de su interes, quisiera ver a más ciudadanos no tener miedo y comenzar a arrestar e intervenir en los hechos de delincuencia y violencia que ocurren en la calle. 
Si como sociedad dejamos de tolerar y de mirar hacia otro lado comenzaremos a marcar un alto a esta delincuencia e inseguridad que crece en nuestro amado país.
Este es mi deseo para mi Argentina, capacitence, entrenen, no teman y realicen un arresto ciudadano si pueden hacerlo (yo ya lo hice 2 veces) y el sentimiento de haber hecho lo correcto es muy valioso.

Espero que este artículo haya sido de su utilidad e interes, lo invitamos a visitar nuestro facebook y a suscribirse.https://www.facebook.com/Aikido-Policial-Police-Aikido-122…/
Si usted desea recibir cursos o realizar capacitaciones de Aikido Policial, por favor contacte con el profesor.

Fernando A Cartofiel 
(Instructor de Aikido & Prof. Defensa Personal)

No hay comentarios:

Publicar un comentario